1.- Elegir mentores según los objetivos.

  • El objetivo de estos programas es ayudar a los empleados a avanzar en sus carreras y aprender las habilidades interpersonales.
  • Al reclutar mentores, no tienen que trabajar en el mismo departamento que sus aprendices. De hecho, muchos programas prefieren tener cierta distancia organizativa entre mentores y aprendices.
  • Para una tutoría para capacitar a las personas para asumir trabajos específicos, deberá los mentores tener sus conocimientos y la capacidad de instrucción para enseñárselos a otros.
  • Esto significa establecer pautas firmes para qué conocimiento se debe transmitir y qué califica a un empleado como “experto“.
  • RH debe identificar mentores apasionados, bien considerados dentro de la organización y dispuestos a compartir sus conocimientos.
  • La capacitación puede reforzar sus habilidades de instrucción.

2.- Elegir a los aprendices en función de las necesidades de aprendizaje.

  • Mantener bajos los requisitos de entrada, permite que más personas se relacionen con los mentores y que el programa crezca orgánicamente para convertirse en lo que la gente necesita.
  • Los programas formales de tutoría debe tener sus propios requisitos de admisión y proceso de selección.
  • En los programas de Mentoring de habilidades profesionales y blandas, los criterios de participación tienden a centrarse en el interés por aprender y crecer profesionalmente.
  • Si los empleados están entusiasmados de participar y dispuestos a dedicar su tiempo, han superado el mayor obstáculo.
  • Si su objetivo es transferir el conocimiento disciplinario dentro de su organización, deberá ser más selectivo sobre quién puede participar.

3.- Los aprendices deben conocer el proceso de formación.

  • Al darles opciones, tienden a elegir mentores con quienes pueden formar relaciones de confianza y productivas.
  • Otro método es a través de una encuesta en línea, donde a los aprendices se les presenta una lista de mentores que coinciden y pueden clasificar como sus opciones principales.
  • Cuando la tutoría se centra en la transferencia de conocimiento sobre disciplina, los gerentes y los líderes del programa tienden a involucrarse más con mentores que pueden ayudarlos con las necesidades específicas de aprendizaje.
  • Trata de unir a los aprendices con mentores calificados que trabajan en la misma unidad de negocio y región, y usan las mismas aplicaciones técnicas, los mentores podrán enfocarse en las necesidades inmediatas de desarrollo de los aprendices.

4.- Comercializar de forma proactiva el programa de mentoría a los empleados.

  • Es más probable que un programa exitoso atraiga nuevos mentores, así como a candidatos.
  • Las sesiones de información elevan el perfil de los programas.
  • RH debe de comunicar los beneficios de la participación y mantener una comunidad de práctica que reúne mentores pasados y actuales para colaborar, compartir consejos y trucos, además de apoyarse.
  • Se debe alentar a los empleados más experimentados a actuar como mentores.
Deja un comentario