1.- Trabajadores inspiradores.

Considerados un soporte clave a la hora de realizar un trabajo. Son reconocidos por otros trabajadores como expertos.

2.- Se convierte en empleados clave.

Personas que ocupan una posición estratégica en el flujo de información de la organización; son los idóneos para facilitar los procesos internos.

3.- Sirven como mentores y son clave en la retención.

Son punta de lanza en la formación, siendo más efectivos y dirigidos a potenciales líderes, expertos o innovadores .También para mejorar las políticas de retención del talento y reduciendo el riesgo de que los empleados clave abandonen la compañía.

4.- Líderes del cambio.

Son facilitadores en los procesos de fusiones y adquisición que se producen entre las empresas tras una reorganización.

Deja un comentario