Cada generación tiene su propia forma de pensar, trabajar y procesar información. ¿Cómo se puede motivar efectivamente a todos a la vez y alentarlos a trabajar juntos?

1.- Los estereotipos no son la ley.

La mejor manera de evitar las consecuencias negativas de hacer suposiciones sobre el comportamiento de las personas, es evitar hacerlo usted mismo. Como líder, es importante eliminar los estereotipos en la forma en que se expresa y trata a sus empleados.

2.- Evaluar a cada empleado según sus propios méritos.

Para evaluar efectivamente a sus empleados, tómese el tiempo para conocerlos. Si se hace un comentario estereotípico mientras está presente, cambie el tono de la conversación señalando algo positivo sobre la persona.

3.- Suponer que todos entienden de la misma manera.

Tómese el tiempo para revisar sus instrucciones para lo siguiente:

  • Asegúrese de que sean claros y específicos.
  • Evite abreviaturas o acrónimos de moda.
  • Enumere una fecha límite por fecha y hora.
  • Asegúrese de que la función de cada uno esté claramente definida y que la persona clave del proyecto esté identificada y entienda su función.

4.- Encontrar un ámbito común.

Cuando hay un factor motivador u objetivo que habla con todos sus empleados, es más probable que se reúnan para lograrlo, sin importar cuán diferentes sean sus fortalezas o su tipo de personalidad. Es su trabajo determinar cuál podría ser esa fuerza motivadora.

5.- Estrategias con sus puntos fuertes.

Cada generación tiene su propio conjunto de habilidades. Al combinar equipos o asignar proyectos, asegurarse que todos puedan hacer algo en lo que sean buenos.

Deja un comentario