Por parte de RH se debe identificar empleados para servir como mentores, detectándoles habilidades en el desarrollo de otros. Esto permite asegurar el tener alguna experiencia relevante para la tutoría, antes de llevar a cabo su desarrollo con los siguientes métodos:

1. Capacitación en persona.

A través de pequeños talleres de medio día, para aprender estrategias y mejores prácticas de mentoría.

2. Recursos de aprendizaje a su propio ritmo.

Los mentores deben tener a su alcance ejercicios y material complementario de mentoría, que le ayudes a reforzar la capacitación.

Los reportes de seguimiento después del taller, con los conceptos claves de la capacitación.

3. Apoyo de pares.

Cada mes durante el programa, los mentores deben reunirse para compartir cómo va su tutoría y que les permita hacer preguntas, dar consejos y ofrecer apoyo.

4. Múltiples métodos y
herramientas.

Los recursos de entrega de aprendizaje, pueden ayudar a los mentores a sentirse más competentes.

Mientras más herramientas y participantes de capacitación estén equipados, estarán más preparados para el programa.

Deja un comentario