1.- Lo más importante es la compensación y los beneficios.

Son realistas y pragmáticos, por lo que ven el trabajo como una forma de ganarse la vida más que como la principal fuente de significado y propósito en sus vidas.

2.- Prefieren la estabilidad financiera a un entorno agradable.

La mayoría de esta generación prefiere tener un trabajo que ofrezca estabilidad financiera, a uno que lo disfrute.

Es lo contrario de los Millennials, quienes generalmente priorizan la búsqueda de un trabajo que sea más satisfactorio, a uno que simplemente sea la paga de sus facturas.

3.- Anhelan la estructura.

Los objetivos y los desafíos son una forma de medir su progreso. Después de todo, el camino percibido hacia el éxito ha sido trazado para toda nuestra vida.

4.- Buscan entornos saludables.

Quieren tener oportunidades de un entorno que le dé oportunidad de cuidar su salud y que lo cuiden, así como centrados en la relajación y el alivio del estrés.

Fuente: SHRM

Deja un comentario